sábado, 10 de mayo de 2008

Noche triste








Un día como hoy, 10 de mayo, hace 75 años, tuvo lugar uno de los episodios más tristes que puede haber para un amante de los libros. En la Bebelplatz de la ciudad de Berlín, que antaño había sido uno de los faros de la cultura europea, una turba de desalmados miembros de las Juventudes Hitlerianas, de las SA y del Partido Nazi, instigados por Goebbels, se dedicaron a la quema masiva de libros.

20.000 libros ardieron en la hoguera del fanatismo, por no ser conformes a sus ideas: Historia, Filosofía, Arte, todo fue pasto de las llamas.

''Das war ein Vorspiel nur, dort wo man Bücher verbrennt, verbrennt man am Ende auch Menschen" (Fue sólo un principio, donde queman libros, antes o después queman personas). Heinrich Heine, 1817.

Gracias a los "Cuadernos de Cazarabet" por la noticia y las imágenes, y por su iniciativa de realizar un descuento a los libros comprados en su librería en estas fechas.

2 comentarios:

Luis dijo...

Un recuerdo nefasto. No conocía la frase de Heinrich Heine. Un abrazo.

Manuel Trujillo Berges dijo...

Hola, Luis, bienvenido. La frase de Heine, además, está grabada hoy en la misma Bebelplatz, para recuerdo indeleble de todos.