miércoles, 14 de mayo de 2008

Lobera

Tal como le prometí ayer a Pascual Plano, el webmaster de Lobera, hoy vamos a hablar de su pueblo. Lobera se merece ciertamente que haya más datos sobre él en la Biquipedia y en la Wikipedia, aunque ciertamente los datos han sido ampliado en esta última con la ayuda de algunos compañeros (gracias, Cembo123) desde que yo mismo crease el artículo allá por el 22 de diciembre de 2006. En la Biquipedia aragonesa yo mismo lo ampliaré, pero en la Wikipedia en castellano, que he abandonado definitivamente, deberá ser otro quien lo haga.

En cualquier caso, Lobera es uno de los pueblos que existen en el valle del río Onsella (de onso, el nombre del oso en aragonés), junto con Longás, Isuerre, Urriés y Navardún, además de Petilla y los ya abandonados o casi Gordún, Ceñito y Gordués, y es además uno delos últimos reductos de la lengua aragonesa en la provincia de Zaragoza, el idioma que hablaba mi bisabuelo, natural precisamente de Longás.

Tengo una anécdota que contar sobre el pueblo, ya que de Lobera era la señora Rosa de casa Poderós de Malpica, vecina de mi abuela, que era de Luesia. Entre las dos sólo hacían que discutir (amistosamente, eso sí, que se llevaron siempre muy bien) acerca de cuál de sus respectivos pueblos, Luesia o Lobera, era mejor, sin lógicamente llegar nunca a un acuerdo. Como la siguiente entrada va a ser dedicada a Luesia, me hubiese gustado acompañar esta entrada con una de las fotos que tomé de Lobera en las visitas que he hecho allí, pero me va a resultar imposible por ahora debido a que esas fotografías, junto con algunos miles más, se hallaban en el disco duro de un ordenador que se averió, y hoy (y tal vez para siempre) me son de imposible acceso. Así, para ver imágenes de Lobera os recomiendo que acudáis a la web de Pascual, que las tiene en abundancia (impresionante el ámbum de fotos antiguas, con una amplísima representación de loberanos).

En sus tiempos, Lobera contó con un castillo, a cuya sombra creció la localidad, como sucede en todas las Altas Cinco Villas, aunque hoy en día no queden restos del mismo, castillo que formaba parte de la tupida línea defensiva que protegía los accesos al valle del Aragón y a los llanos que conducen hacia Pamplona.

Seguramente debió contar igualmente con una iglesia románica, aunque es una de las localidades de la comarca que hoy en día no tienen iglesia románica, ya que fue sustituída por una gótica, y hacia el siglo XVII-XVIII, por la iglesia actual.

Podríamos hablar de muchas cosas, pero mejor esperar para hacerlo a través del artículo de Lobera en la Biquipedia, lo que sucederá en breve. Y en el próximo viaje, a visitar Lobera, para reponer las fotos perdidas y acompañar el texto.

Para terminar, sobre la discusión de mi abuela con la señora Rosa de Poderós, nada mejor que cada uno de vosotros sea el juez de la disputa: a visitar Luesia y Lobera, que el viaje vale la pena, de verdad... Las Cinco Villas, el país del románico, os esperan.

2 comentarios:

Lobera D' Onsella dijo...

Hola Manuel: Gracias por tu artículo sobre Lobera. Me encantará saludarte si coincidimos por el pueblo. Si quieres insertar alguna foto (hasta que puedas hacer las tuyas) puedo enviarte alguna a tu e-mail o puedes coger la que quieras de la web.
Sobre la discusión de tu abuela con la Sra. Rosa, por supuesto que tenía razón la Sra. Rosa. Es broma, siempre nos hemos llevado muy bien con los de Luesia y mejor aún con su judias.
Saludos
Pascual

Manuel Trujillo Berges dijo...

Hola, Pascual. Las judías de Luesia merecerán en su día otra entrada en este blog...

Sobre las fotos, el problema básico es que los proyectos de la Fundación Wikimedia hacen uso de una licencia de Creative Commons que permite que cualquiera pueda hacer uso comercial de las imágenes, algo que debe tenerse en cuenta a la hora de subir imágenes allí. Por supuesto, si cedes las imágenes, encantado...

A Lobera intentaré llegar el próximo viaje desde Pigalo. Aunque sé cuál es la pista de Lobera, no la he seguido nunca, siempre he ido por la de Longás (querencia de la tierra, se llama eso...).

Si me acerco por allá ya intentaré que nos veamos, aprovechando para quedar con tu competencia, el amigo genealogista loberano Ricardo Vives, que hace tiempo también que está pendiente... Aunque con él es posible que nos veamos antes en algún encuentro en Zaragoza de la Asociación Cultural AragónGen.